Carnoustie Golf Links

Fife, ~1500

A pesar de que el campo de golf de Carnoustie viene siendo usado desde el siglo XVI, la cancha tal y como como hoy la conocemos no fue creada hasta 1850, cuando fue diseñada por Alan Robertson de St. Andrews. Unos 20 años más tarde, el legendario Old Tom Morris lo mejoró y amplió a 18 hoyos, y en 1926, el famoso arquitecto James Braid re-diseñó un campo de golf para campeonatos con todo lujo de detalles.

El trabajo de James Braid fue aclamado universalmente, pero aún faltaba algo en el campo de golf de Carnoustie. Antes de la celebración del Open de 1973, James Wright, un vecino de la zona, rediseñó los 3 últimos hoyos, y creó lo que ha venido a conocerse como el tramo final más difícil del mundo del golf.

DESCRIPCIÓN

Sin duda alguno, el campo más difícil de la Rotae del Open Británico, sobre todo cuando sopla el viento.

Sus fueras de límites, en 8 hoyos, y los dos Burns (arroyos) del campo, sumado a sus innumerables búnkers, complican absolutamente todo el recorrido, sobre todo su parte final, desde el hoyo 14.

No sólo supone un gran reto para los golfistas, sino que además ofrece una calidad de juego sin par. El arroyo Barry Burn pasa por en medio de los tres últimos hoyos, esperando silenciosamente un golpe que sea un poco menos que perfecto. Ahí estaba cuando, en 1999, el francés Jean Van de Velde perdió la oportunidad de ser campeón del Abierto y de hacer historia.

Desde entonces, Padraig Harrington y Francesco Molinari han añadido su nombre a la Jarra de Clarete en este mítico recorrido.

  • Profesionales – Par 72 5963 m
  • Caballeros – Par 72 5726 m
  • Señoras – Par 72 5393 m

Si quieres más información sobre este campo, puedes contactárnos. Estaremos encantados de proporcionarte toda la información que desees y poder disfrutar esta experiencia.

Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si no cambias esta configuración, entendemos que aceptas el uso de las mismas.